Tecnología para detectar los problemas que el ojo no ve

La termografía es una técnica que permite medir temperaturas a distancia, con exactitud y sin necesidad de contacto físico con el objeto a estudiar. La termografía permite captar la radiación infrarroja del espectro electromagnético, y conociendo los datos de las condiciones del entorno (humedad, temperatura del aire, distancia del objeto temperatura reflejada, radiación incidente y de las características de las superficies como emisividad se puede convertir la energía radiada detectada por la cámara termográfica en valores de temperaturas.

Una de las múltiples ventajas de la termografía es la capacidad para llevar a cabo inspecciones mientras los sistemas eléctricos están cargados. Al tratarse de un método de diagnóstico sin contacto, el termógrafo puede inspeccionar rápidamente un componente concreto de un equipo a una distancia de seguridad, abandonar la zona de riesgo, regresar a su oficina y analizar los datos sin exponerse a ningún peligro. El incremento de temperatura en un circuito eléctrico podría deberse a una mala conexión o problemas con un rodamiento en caso de equipos mecánicos.

APLICACIONES DE MANTENIMIENTO PREDICTIVO

Actualmente es esencial evitar paradas imprevistas, reduciendo los costos por pérdida de producción al mínimo. El mantenimiento predictivo se ha introducido para identificar problemas potenciales y reducir costos o pérdidas económicas por paros prolongados. La termografía en mantenimiento se basa en el hecho que la mayoría de los componentes muestran un incremento de temperatura cuando existen conexiones flojas, equipos defectuosos, desbalances o equipos con fallas internas. Los programas de inspección rutinaria utilizando cámaras de termografía pueden ofrecer las siguientes ventajas:

  • Puede extenderse la vida útil de los equipos.
  • Se incrementa la confiabilidad de las instalaciones eléctricas.
  • Las reparaciones pueden programarse más convenientemente.
  • Puede inspeccionarse la calidad de la reparación.

Para la realización de esta prueba, utilizamos un equipo de Termografía infrarroja Flir E60 de última tecnología y termógrafos profesionales Certificados

Camara Termografica Flir E60

Nuestros equipos tienen certificación ONAC

Cámara termográfica infrarroja FLIR E60

Flir E60 es fácil de usar y ofrece un rango de temperaturas de -20 °C a +650 °C (-4 a +1.202 °F) con una precisión de ±2%. La resolución de 320 x 240 píxeles proporciona una impresionante calidad de imagen de infrarrojos y una cámara digital de 3 megapíxeles proporciona imagen en imagen fija que permite la superposición de imágenes visibles y térmicas para una identificación de localización sencilla y documentación más clara. Un puntero láser ayuda a apuntar mientras que una lámpara LED proporciona luz en esquinas oscuras.

Display: pantalla táctil, 3,5 plg. LCD, 320 x 240 píxeles
Resolución de infrarrojos: 320 x 240 píxeles
Resolución MSX: 320 x 240 píxeles
Campo de visión (FOV): 25° x 19°
Frecuencia de imagen: 60 Hz
Precisión del 2%
Zoom: zoom digital 2x y 4x, incluido barrido
Interfaces: USB mini-B, USB-A, Bluetooth, Wi-Fi, vídeo compuesto
Vida útil de la batería: 4 horas aprox.

Mas información

Razones comunes de la existencia de puntos críticos o desviaciones de temperatura:

  • Cargas desequilibradas
  • Armónicos (tercer armónico en corriente en el neutro)
  • Sobrecarga en los sistemas/exceso de corriente
  • Las conexiones sueltas o con corrosión han aumentado la resistencia del circuito (normalmente uno de los lados de los componentes se calienta)
  • Avería del aislamiento
  • Avería de componente
  • Fallos del cableado
  • Los componentes especificados más abajo (como los fusibles) se calentarán a ambos lados del fusible
Termografia